Weight Loss

Weight Loss

sábado, 31 de diciembre de 2016

New Year´s Resolutions

Claro que toda la semana estuve pensando en escribir esta entrada, es sólo que estaba como tan emocionada o asustada por el cambio que la aplacé. Sí, yo sí creo en los nuevos comienzos, nunca los he vivido pero soy romántica y creo en ellos. Sin embargo, hay que ser realista. 
Y siendo realista, hace falta evaluar si cumplí o no los propósitos del año pasado. Entonces...aquí viene el examen: 

1.       Bajar 7 kilos de peso y mantenerme    NO!
2.       Tener sexo 3 veces        DONE!
3.       Leer 12 libros     DONE!
4.       Aprender algo de italiano   DONE!
5.       Aprobar el semestre       DONE!
6.       Vivir más días felices       NO SÉ
7.       Reducir los dulces a 1 por mes, el que quiera :D        NO!
8.       Tener 2 días hermosos con Carlos.                  NO SÉ!
9.       Dar más (muchos) paseos con Tony                NO!
10. Tener mi cuarto un poco ordenado y lavar la losa algunos días más.            NO!

En este orden de ideas, me saco 5/10, la mitad o menos de mis propósitos. Lo importante es que algunos sí se cumplieron y todo estuvo muy bien. 
Ahora: Escribiré mis nuevos propósitos, con los cuales espero sacarme el 100% en el examen 😍

NEW YEAR´S RESOLUTIONS: 

1. Llegar a 45kilos y quedarme en ese hermoso número
2. Leer 24 libros
3. Subir mi promedio en la universidad
4. Aprender italiano
5. Salir  4 veces a la semana con Tony
6. Ser más ordenada y limpiar más
7.Trabajar por mi independencia emocional
8. Comprar 2 ejemplares de mi libro favorito. 

Bueno, mis amores lectoras. 
Les deseo un hermoso Nuevo Comienzo. 
El mejor de todos. 
Mucha fuerza y ánimos. 
FIGHTING!💗💖    

domingo, 18 de diciembre de 2016

Primera SEMANA

Bueno mis queridas lectoras. 
Así están las cosas, 
Otra vez la dependencia emocional que....virgen Santísima...no sé a dónde me hará terminar. La solución es como: Llorar mucho, mucho mucho...un poquito de alcohol y a continuar. A hacerlo mejor la siguiente vez.  Luchar por seguir aquí. 
Como sea, esta entrada no va de eso, va de algo mucho más importante: 


Ya se pasó la primera de mis 8 semanas. 
Meta de la semana: SUPERADA. 
Wuuujuuu 
Faltan otros 7 kilos. Qué miedito! Ojalá se logre. Lo cierto es que esta semana no me esforcé realmente, no tuve la disciplina que caracteriza a las honorables Anas. Comí la misma comidita chatarra que tanto me gusta y pude bajar ese kilo. Sin embargo, tanta dicha no es eterna, y esta semana para bajar el siguiente sí deberé hacerlo mejor. Como si de verdad quisiera ser delgada!! 

Primera Semana: DONE ✓
Segunda Semana:
Tercera Semana:
Cuarta Semana:
Quinta Semana: 
Sexta Semana: 
Séptima Semana: 
Octava Semana: 


Hasta la próxima, las amo. 



sábado, 17 de diciembre de 2016

Daigo Jr.

Estoy muy confundida. 
Creía que este tipo de cosas no me sucedían a mí. 
No sé qué pensar, cómo proseguir. 
Mi cabeza está sufriendo muy desorientada. 
Conocí a alguien por internet y ha causado una gran impresión en mí, y me da miedo. 
Quisiera conocerlo en persona, pero no se puede. Su tiempo se acaba y mi cabeza se muere con tanta pensadera. 

Este problema hace que ni quiera pensar en mi peso. 
Me voy, Los quiero
Bye. 

jueves, 8 de diciembre de 2016

Nadie más que tú

Cuando estoy inmersa en el ambiente normal de una sociedad que requiere el cumplimiento de ciertos compromisos como estudiar una carrera, pertenecer a una familia y a un grupo social, la ansiedad me sobrecoge. El tiempo no me alcanza para nada más que para cumplir deberes y seguir órdenes, no hay ocio ni desarrollo productivo en mi vida espiritual o intelectual. Y parece que todo mi ser se detiene para convertirse en un robot del sistema. El cambio aquí es que mi alma grita libertad y deja de cumplir, se enlista en las filas de la autodestrucción y se rebela de las maneras más perjudiciales posibles. Eso no es vida. Destruirte no es vida. Pero el estrés y la exageración en las tareas académicas y sociales tampoco lo es.

En los merecidos períodos de descanso, ocurre otro fenómeno. Como el animal en cautiverio al enfrentarse con la libertad, no sé cómo asumir el hecho de que estoy libre, no tengo obligaciones ni reglas y cuento con muuucho tiempo a mi disposición. Como ese animal que no está preparado y al probar la libertad entra en crisis y muere, así estoy. Sólo dormir, comer, desconectarte del mundo con los entretenimientos más nimios y miserables.

Tengo miedo y debo aceptarlo. Hoy sentí el mismo miedo que cuando hago algo peligroso. La diferencia: el miedo era, ES a saber cuánto engordaré. Estoy gorda y nadie lo entiende. Muy pocas personas son capaces de entender el dolor y la decepción, el odio tan inconsciente que sentimos al sabernos feas, gruesas y gordas. Al sabernos llenas y satisfechas. No puedo más. No quisiera pensar en esto, siempre evito pensar en el dolor y la frustración que dan saber que tengo un trastorno alimenticio.

No puedo pasar una hora sin pensar en sabores y texturas, no puedo pasar dos horas sin haber ingerido algo y tener el rastro de comida en mi boca, una sensación placentera y rudimentaria. No puedo pasar un día sin pesarme y, si por desgracia debo empezar la jornada sin conocer ese número, mi corazón sufre y me mortifica tener que seguir afuera, en el mundo y no poder regresar a casa y subirme a mi hermosa báscula. Un ED es la vida misma, es sentir cada emoción como cualquier persona normal lo hace.

ES SOÑAR, TENER SUEÑOS, METAS Y LUCHAR POR ELLOS.
ES LEVANTARTE SIN IMPORTAR CUÁNTAS VECES CAES.
ES SABERTE IMPERFECTO PERO LUCHAR PARA CADA DÍA SER MEJOR.
ES SENTIRTE AVERGONZADO ALGUNA VEZ, PERO SER RESPONSABLE Y EXPIAR TUS CULPAS.
ES ESE CÍRCULO VICIOSO COMPUESTO POR LAS ADICCIONES, LOS VICIOS, LA DISCIPLINA Y EL PECADO.

Tú sabes lo débil y lo mediocre que eres Tatiana, pero en esto no. Por favor, esfuérzate por algo, por una sola cosa por primera vez en tu vida.

*Voluntad.
*Cien, mil, un millón, cien millones de personas en el mundo vencen la comida, tú también puedes hacerlo.
*Te va a doler, el dolor te angustiará pero es pasajero. De esta forma perderás peso
*Tati, yo sé que te sientes sola. Yo sé, eso que te dijo Carlos te parte el corazón, te destroza, te termina y te atemoriza; el abandono de ese hombre que tanto anhelabas, y anhelas te ha sumido en desesperanza. Los constantes desencantos son tu veneno en este momento. 
No tienes a nadie, nadie te extrañaría, te pensaría, te buscaría. Por eso sólo te queda un propósito, tu propósito es ese número. 
Si aguantas hambre no pensarás. NO PENSARÁS. 

Entonces, pequeña: 
Dos reglas: 
1. 2 litros de agua
2. No más de 500 calorías

Tú nunca cumples nada. Demuéstrate que puedes. Que vales la pena. 

CAMBIO Y FUERA!


viernes, 2 de diciembre de 2016

El último día...La última vez

Hoy fue el último día del semestre en la universidad y es como si mi cabeza lo hubiera sentido todo, sin que me diera cuenta. 
Vomité...después de como 4 semanas sin hacerlo...
Comí mis uñas después de 4 meses sin hacerlo. 
MIERDA
MIERDA
MIERDA
Eso es lo que más me duele, me enoja

Ah...De verdad, de verdad espero mejorar estas vacaciones. Sentirme feliz. Maldita sea, sólo pido tranquilidad, no pido dinero ni éxito
Sólo tranquilidad
Algunos propósitos: 
Dejarme crecer las uñas
Bajar de 52 a 48 
Leer 4 libros 

Esta fue la última vez, mañana empezaré desde cero. 

domingo, 20 de noviembre de 2016

Saber que te estás enferma

Es duro saber que tienes algo, que tienes una enfermedad o debilidad, no importa si es leve o crónica, permanente o transitoria. El sólo hecho de saberte mal, duele. Me pasa. 
La enfermedad o debilidad que veo en mí (además de la bulimia) es la depresión y mi incapacidad para enfrentarla, así sea un poquito. 
Ahorita me duele y reflexiono sobre mi cabeza por mi cuerpo, por pesar harto, por estar gorda. Si pesara incluso sólo 2 kilos menos sentiría que todo estará bien en el futuro y que no importa si estoy deprimida y comida por la ansiedad. 
Esta enfermedad me maneja, duermo para escapar de los problemas, como compulsivamente para sentirme menos mal, busco alivio y distracción en los demás y no en mí; me convenzo incoscientemente de que fracasaré porque no merezco o soy capaz de más. 
No me importaría ser muy triste si fuera delgada y exitosa. 
Debo Y QUIERO levantarme de nuevo. Con 52kilos y un desayuno grandísimo a cuestas. 
Tatiana, tú puedes. Tú puedes concentrarte y hacer deberes. Tú puedes sobreponer el deber a la diversión. Tú puedes sobreponer la regla al deseo. Tú puedes dejar de comer un poco. Tú puedes y estás a punto de hacerlo. 
Tienes un deadline: 31 de enero: 45kilos. 

Cosas positivas: 
*Hoy voy a vivir, por primera vez, una nueva experiencia. 
*Sí he dejado de fumar un poco. 
*Hay esperanzas para el estudio. 
*Una persona que me importa mucho está bien y no mal, como pensaba 
*He visto mucho cine genial. 
Es más, miren al hombre de los hombres. Al CABABELLERO.


sábado, 5 de noviembre de 2016

Será que los hombres...?

Será que todos los hombres buscan solamente sexo? Resulta que eso es lo que he encontrado cuando interactúo con hombres. Yo podría hacerlo pero, a quién engaño? Quiero más. Es cierto. 
Quiero más, quiero por lo menos el intento de cuento de hadas. 
Por eso las ganas de alejarme...
Entre otras cosas. 

Quiero adelgazar!! Maldita sea! Si con las ganas bastara!!
Mañana empiezo, long way to success. 
Mañana empiezo muchas cosas:
1. Hacer aburridísimos deberes :(
2. Aguantar hambre
3. Fumar menos
4. Sacar a ese tipo de mi vida. 

Me voy. Adiós, corazón enojado y roto. Aun. 

sábado, 29 de octubre de 2016

Miedo a sentir

Sentir amor, enamoramiento, ilusión asusta. Me asusta mucho y me enoja y me deprime porque nunca será suficiente, porque el amor del cine no se va a escapar de allí para venir por mí.


 Así me bese de la manera más romántica y apasionada nunca antes conocida por mí, no es amor. "...Y es que el amor no es lo mismo que la pasión, y antes de descubrirlo me sangrará el corazón..." 

Fue lindo, persona, gracias!! Gracias por enseñarme a besar, por estremecer mi cabeza y mi corazón esa tarde de jueves pero lo correcto sería alejarme, quiero olvidarme. 


Me alejaré. Es mi resolución de estos días.

Adiós, desahogo constante..

domingo, 23 de octubre de 2016

ANSIEDAD A TOPE!

No sé qué pasa esta noche. Me siento rara. Estoy extremadamente ansiosa por todas las obligaciones pero incluso me siento bien conmigo misma porque, aunque el peso estaba mejor hace 2 días y hoy podría estar mejor, va bien! Hay pequeños pogresos y yo siento toda la actitud  para esta semana. 
Siento que todas lo estamos haciendo bien y que seremos felices pronto. 
Y sin embargo, esta música que escucho hace que no aguante las ganas de cortarme. Y quiero. Y no debo. Hice una promesa a alguien...pero quiero romperla. 

LITERAL: MI CARA DE FASTIDIO CON LAS PROMESAS!


Bye, amigas invisibles y delgadas!

domingo, 16 de octubre de 2016

Bienvenida a Los juegos del hambre

Hace exactamente un año recaí en la bulimia, hace un año empecé una empresa conocida con el fin de complacer a alguien que ya no está aquí acompañándome, hubiera querido no seguir complaciendo a los demás y tener criterio, pero bueno, ahora soy consciente y es un propósito que tengo claro para trabajar en él desde ahora y con el tiempo.

Hace un año que soy bulímica otra vez y qué lástima que me doy, pobre ingenua si creo que estoy me está funcionando. Mañana lunes empezaré a controlar la forma de comer con todo el positivismo y la disciplina que pueda. Voy a vigilar mi progreso durante 2 semanas, y de verdad que espero bajar de peso. De verdad que sí, quiero sentirme bella, quiero sentirme bonita y valiosa, capaz.

Lo de siempre:

Pesarme a diario y registrar el peso, tomar agua, desayunar 200 kcalorías y almorzar solamente. No comer nada más entre comidas. Mascar chicle está permitido. El tinto y las aromáticas están permitidos.

Y ya. Contrólate y estudia Tatiana, maldita sea!!

Entre autres:

Quiero mostrarles mi nuevo look que me gusta mucho, gracias a Arabella por llamarme bella :) 



PS: I know I can! I have done it before I surely am able to do it.



miércoles, 12 de octubre de 2016

Cabello Nuevo, Vida nueva?

Hola, amigas invisibles!!
Mi cabello era virgen, jeje, fue virgen durante 20 años hasta hoy. 
Pinté mi cabello,  hacía bastante tiempo tenía la idea, últimamente no aguanté más y convencí a mi madre de que corriera con los gastos. 
Es un color que necesita cuidado constante, según todos: Cada 20 días deberé retocarme la raíz, pero no me importaron las advertencias de todos (como siempre), yo quería esto y ya.
Espero que no se ponga feo con el tiempo. Espero verme bonita y sexy...que era lo que quería. 
Este nuevo look me motiva para dejar de comer :D Para bajar así sea 1 kilo o 2. 
Ahora lo que debo hacer es preocuparme por estudiaaaar...que estoy reee vaga y voy perdiendo todo. 
Ojalá todo funcione y me vea más bonita (DELGADA) en pocos días. 


Antes/ Después
Bye, amiguis! 
Wish me luck

viernes, 7 de octubre de 2016

Trastorno dependiente de la personalidad

Como muchas de nosotras, espero que la persona más importante de mi vida no vaya a leer nunca lo que escribo en este blog.

Nuestras vidas son una lucha, es cierto. Pero cada persona lucha contra cosas diferentes: hay quienes luchan contra la enfermedad, contra el cáncer, contra la pobreza en que nacieron, contra los padres o la pareja que los violenta, contra las adversidades, contra la mala fortuna y el destino desgraciado. Yo lucho contra muchas cosas también, lucho contra la ansiedad, contra el miedo al abandono, contra mis ganas de afecto, contra mi dependencia, contra la depresión, contra el peso, y en últimas, contra la comida. Es sólo que hay luchas que no me avergüenzan. Por ejemplo, luchar contra la ansiedad, luchar contra la tristeza, contra el peso y la comida. Es decir, ser depresiva, ansiosa y bulímica no me da pena. Pero siento que hay algo que me carcome, me “pordebajea” y me humilla en mi interior y, por supuesto, exteriormente también. Ese algo es SER EMOCIONALMENTE DEPENDIENTE. Puede parecer algo manejable, pero no se conocen los alcances hasta que tú mismo no lo vives.

Yo pienso que se trata de ser o de verse tan vacío por dentro que uno no puede tolerar la idea, la posibilidad o la realidad de estar solo con uno mismo. A mí me pasa así, incluso, es como si dentro de mi cerebro hubiera una persona que me estuviera diciendo todo el tiempo: “busca, búscalos porque o si no nos vamos a quedar solas tú y yo y qué horrible!” Creo que para mí una conversación conmigo es tan horrenda que prefiero cualquier cosa que estar sola. Con el tiempo lo ha mejorado un poco, pues de verdad que no voy a estar con cualquier persona que no me guste, sólo por no estar sola; el problema es que con mis amigos y personas que me gustan, me agradan tanto y me siento tan feliz con ellos que las despedidas son terroríficas. Me duele mucho saber que voy a pasar de estar riendo con ellos en la universidad a estar en soledad. Es muy doloroso para mí.

Ejemplos concretos: esta semana tenía cantidades de tarea, pero tenía tiempo para hacerlas. Tenía desde las 12 del medio día para ir a casa y leer y leer y leer para los exámenes, exposiciones y trabajos. Parecían situaciones controlables; sin embargo, en mi cerebro era todo así: “vas a llegar a casa temprano, lo que significa vida sedentaria, tensión de estar cerca de comida gratis y poder comer y vomitar, luego estar agotada, y dormir sin hacer trabajos. No vayas a casa. Pero qué? Todos tus amigos están en clase, en otros planes, con sus parejas, haciendo realmente tareas…entonces qué harás? Busca, busca a alguien, no importa si es a ese hombre que no te valora, no importa, él puede ayudarte a matar tiempo hasta que sea de noche, luego sí tendrás el tiempo justo para improvisar esas tareas” 

Y básicamente, eso hice esta semana. Un día sí llegué temprano a casa, comí normal y para no comer de más, dormí 13 horas sin hacer nada más, levantarme, bañarme e ir a la facultad de nuevo. Al otro día, llegar temprano a casa, almorzar, comer mucho más, vomitar, comer de nuevo y leer alguito por ahí…el jueves: esperar a esa persona que no me quiere y para la cual soy el plan de última hora, esperarlo mucho, sentir que estaba haciendo las cosas mal pero con mucho más miedo de estar sola que siendo irresponsable, pasar horas con él, gastar dinero que no me sobra en él, pasar incomodidades sólo para tener con quien cruzar palabra, ver a quien me gusta y que me demuestre de alguna u otra forma lo mucho que lo atraigo sexualmente. Esa fue mi tarde. Luego, llegar a casa y hacer cosas mediocremente, a medias. Mientras mis compañeros están interesados en su aprendizaje yo estoy pensando en el hombre con el que saldré, en cuántas veces me besó y cómo me miró. En si mi amiga hablará conmigo y si podremos reírnos un poco de las estupideces de la vida.

Toda la semana fui consciente de esto, y hoy fue probablemente más duro que todos los días porque mis clases las cancelaron, no quería salir de la universidad pero TENÍA QUE HACERLO, estaban evacuando a las personas, vi como todos tenían a su pareja, a sus amigos y yo. COMO SIEMPRE, estando sola, sintiéndome sola. Pude haberme quedado, haberme confundido entre la gente y corrido para escapar del gas lacrimógeno para tener una inyección de adrenalina, emoción en mi vida. Pero no soportaba sentirme tan sola, tan errática. Pude haber acompañado a ese hombre del jueves a su casa, sabiendo que no podré entrar porque, a veeer, en su hogar lo espera su esposa. Pero sabía que tanta insistencia sólo lo iba a presionar y me iba a denigrar más de lo que ya estoy respecto a él. Pude haber buscado algún peligro o diversión riesgosa, pero no. Hoy el peso del bien pudo más en mí, y pensé: no, hoy ve a casa, saluda a tu mami, a tu perrito y haz cosas pendientes, no importantes, pero pendientes. Es así como estoy en mi habitación, desahogándome y esperando a que la lluvia pase para ir a la biblioteca.

Yo sé que tal vez las personas como yo parezcan muy extrovertidas y felices porque siempre están rodeadas de personas y nunca están solos, pero la verdad es que no. Muchas veces estoy sola y me gusta. A veces uno no quiere hablar con nadie y disfrutar de la música, de un cigarrillo, una película o un libro. Pero, mucho tiempo extraño a mis amigos, a mi mejor amiga que sí es responsable y tiene pareja, al hombre que me gusta que trabaja harto y tiene mujer, a mi amigo chévere que fuma marihuana pero que sé que anda en planes que no son sanos. Hoy creo que traté mal a este amigo y lo alejé. Se despidió de mí sintiéndose ofendido y sentí todo el abandono del mundo.

Me voy, amigas invisibles.
El peso sigue sin bajar y mi hambre sin mermar :( La universidad la llevo con bajas notas y mi ánimo sigue mal.

Pero eso, tener una personalidad dependiente lo hace a uno sentirse muy mal, sentirse como que no vale o no puede ver su valía, que todo el mundo es genial, tiene vidas chéveres, interesantes, valiosas, menos uno.

Bye, chicas. Ojalá alguien me leyera, ojalá alguien me viera. Sí, estoy desesperada…por afecto, por atención, por todo. Pero al menos lo sé. Lo acepto-

domingo, 25 de septiembre de 2016

NUEVO COMIENZO, EMPEZAR DESDE CERO, LEVANTARME DE UNA VEZ Y POR TODAS

Quiero desahogarme, sólo sé que esta semana retrocedí en todo lo que había logrado.
La universidad sigue dejándome estrés, malas notas, y depresión de mierda
Mis sentimientos y relaciones son todavía dolorosos y no-satisfactorios
Subí 2 kilos. Peso 53 asquerosos kilos y ahora sí, definitivamente ahora sí veo como todas mis amigas son más bellas, sexys que yo, cómo el chico que me gusta, gusta es de ellas, de sus cuerpos. 
No soy juiciosa, inteligente, bella, delgada o feliz. Ni siquiera puedo ser una gorda bonachona y feliz

Empezaré a aguantar hambre y me obligaré a "estudiar" para obtener notas mínimas aprobatorias. Dejaré de pensar en romance, chicos y felicidad. 

EMPIEZA TATIANA, EMPIEZA CON LA DISCIPLINA Y LA AUSTERIDAD. 

Perdónate, levántate una vez más y regula tus instintos. Tatiana, por favor. Tú quieres esto, recuerda que tú quieres esto. 

sábado, 17 de septiembre de 2016

Si no adelgazo, voy a ser más infeliz de lo que ya soy

La última entrada en un blog llamado Soma me identificó demasiado: No sabe uno si es una persona o si es depresión. 
Además, en las primeras etapas de nuestra enfermedad creíamos que la felicidad llegaba con el peso deseado, ahora sabemos que es nuestra única salida para obtener un poco, sólo un poco de alivio entre esta infelicidad. 
Los días transcurren atropelladamente entre compañeros, amigas, hombres, deberes, sueño y...lo más trascendental de mi vida: COMIDA!
Hoy pesé 51Kg y muero por pesar 50Kg. 
¿Por qué? Porque bajar de peso significará que lo estoy haciendo bien con Mia, y si lo estoy haciendo bien podré tener la seguridad de que Mia me acompañará en esta soledad  y abandono que me han impuesto los demás. 

-Si acojo a Mia totalmente ella me acompañará y me dará amor cuando los demás me hayan lastimado, Mia me acompañará hasta la muerte. Quiero que lo haga-

Eso le explicaba yo a un chico que conozco hace poco (sigo revelando mi intimidad a todos) y nadie entiende. Sin embargo, yo no necesito comprensión, sólo necesito fuerza propia; y de esa, debo-pretendo-quiero encargarme yo. 

Quedan 13 días para bajar un kilo. TOTALMENTE POSIBLE. Sólo debo responsabilizarme de una vez y por todas. 

Al parecer, gustarle físicamente a alguien no es el final de los problemas. Malditos humanos sintientes. 

BYE: me voy extrañándolos, extrañando ser Mia enteramente, pero con la convicción de que todavía no me han vencido. 

Atte. Tati


domingo, 11 de septiembre de 2016

I feel everyone despites me as a person.

¿En qué demonios me habré equivocado? ¿Qué acto tan malo habré hecho como para tener que soportar esta mierda de vida? Este cuerpo deforme y asqueroso. Esta cara fofa y fea. Mi cerebro débil, estúpido e incapaz.
En realidad, ¿Qué habré hecho para merecer depresión clínica y trastornos alimentarios?

Mi vida en este mundo no tiene ningún sentido.

Odio a la maldita comida y quisiera eliminarla de la faz de la Tierra. Quisiera que la comida sintiera, y así poder torturarla, como ella me tortura a mí; quisiera atormentarla y traumatizarla hasta la muerte.

No obstante, lo cierto es que la bulimia es sólo un problema más, un elemento más que se suma a mi dependencia, a mi baja autoestima, a mi falta de interés, a mi malnutrición, mi falta de energía, mi inconstancia, mi autocomplacencia, mi debilidad, a mis carencias afectivas, a mis intenso deseo de aprobación, mi odio y mi tendencia a sabotearme. No quiero simplemente enumerar los problemas y compadecerme como siempre lo hago.

Sólo pido dos cosas: BUENAS NOTAS – PÉRDIDA DE PESO. Dos aspiraciones modestas, en apariencia,.. Altamente ambiciosas si se entiende que ambas dependen únicamente de mi tranquilidad emocional.

De acuerdo, atendiendo a mis hábitos de planear y prever, escribiré los deberes de Septiembre:
 1. Bajar a 50kg sin vomitar a diario
   2.Esforzarme en cumplir los compromisos académicos del mes.


  Dejo fotos porque son como mi registro para ver si con el paso del tiempo me hago más fea, o no. Manera de evaluar mi progreso en el tiempo


Adieu à tous. À bientot !












sábado, 27 de agosto de 2016

Nos vencieron, o por qué nos vamos?

MIERDA! MIERDA! MIERDA!
Me duele que los blogs se vayan cerrando, que escriban que de verdad necesitan algo más. Necesitan un cambio? Sólo espero que no signifique que MIA Y ANA nos vencieron. O peor, que esta sociedad nos venció. 

Yo no me voy. Todavía no. Estoy gorda, muy gorda, estoy perdiendo materias. Me odio, caí en todo otra vez. Pero no me voy. No me voy porque necesito esto. 

ME GUSTA, APOYO EL SELF INJURY.


PERO TAMBIÉN ME GUSTA ESTA FOTO :D


Adiós amigos. Love you all




domingo, 21 de agosto de 2016

Las cosas van así...

Lo mismo, no sé hasta cuándo pueda seguir pisoteando cada pequeña oportunidad para salir de las tinieblas, ver realidad, tranquilidad, sentimientos, luchas y vidas sanas. 

Familia: bien :)
Universidad: mal
Peso: 51kg
Cigarrillo: bien :) 
Mia: ON
Self Injury: ON
Progreso: OFF

No entiendo por qué soy tan consciente TAN consciente de los contras y de lo negativo de ser bulímica o querer ser anoréxica. No debería pensar en el peligro porque mi decisión ya está tomada. TO BE SKINNY NO MATTER WHAT! Tal vez es que no me he comprometido lo suficiente y, obviamente, que mi racionalidad no me permite tomar un camino que al final no funciona. El cerebro me dice que no, pero las emociones me dicen que sí. Que vaya, que siga porque es lo único que tengo, que es sólo mío, que es para mí y depende SÓLO DE MÍ. Esto sí lo puedo controlar y nadie me lo quitará. Puedo perderlo todo; todo (y todos) pueden irse de mi lado, pero si yo lo decido, mi enfermedad me acompañará toda la vida. 

Entre otras cosas, sigo pensando en el mismo hombre/profesor/marido/ blogger de antes. Tengo muchas materias en la universidad porque yo, romántica como siempre, creí que podría con todas. Espero que sí, espero que mis amigas ana y mia no me roben tanto tiempo y energías que debería utilizar para estudiar. Me he alejado de amigos que quería mucho, y duele. Creo que mi ánimo sigue igual a la vez que sentí que estaba desilusionada de la vida, el mundo y en últimas, de mí. Desilusión. Tristeza. Desesperanza. 

ATTENTION: Tal vez lo único bueno, algo tan bueno que flipo y no me lo creo!!!: 
NO HE COMIDO MIS UÑAS. ESTÁN BIEN. BONITAS. LARGUITAS Y ESMALTADITAS :D

Bueno, acabé.Los quiero.Bye. 


miércoles, 10 de agosto de 2016

Confusión

La confusión llega otra vez, anoche lloré y supe por qué, fue por él. Pero esta noche estoy mal y creo que es por Mia, porque no he bajado de peso, porque he debido comer y no vomitar. Porque la universidad y el mundo normal me han obligado a alejarme de mi linda obsesión. Es sólo que no puedo reconocer lo mal que me siento, lo triste y frustante que es esto. Duele querer comer, sucumbir a tus antojos y sentir toda esa asquerosa fisicalidad de tu cuerpo. 
Quiero salir, salir a la MUERTE o salir a la VIDA REAL. Pero algo, no este limbo. 
INCERTIDUMBRE. GRIS. INDETERMINACIÓN. 


sábado, 6 de agosto de 2016

Hole in my soul

Sometimes I feel broke and can´t get fixed- Aerosmith 

Me siento rota por dentro, tal vez muerta. Para mí, es prácticamente otro año, otro año, como otro día que se va, otro ciclo de tiempo en el que mi vida sigue siendo igual de insatisfactoria, en el que vivo en el tedio de una vida en la que no pasa nada. No hay emoción, no hay aventura, no hay amor ni risas. 

¿Por qué tendré que ser tan dependiente y al mismo tiempo no tener ni un amigo verdadero? 

Para empezar de nuevo otro semestre no quería sentirme tan desmotivada, pero justo ahora siento que la decepción y la desesperanza se apoderan de mí, y no hay remedio; no hay cigarrillos ni pastillas que valgan. Ya no sé cómo más evadirme de la realidad para no sufrir. Esto es demasiado para mí (y no es nada, lo peor es que no me pasa nada, no hay grandes problemas, no hay riesgos, no hay villanos ni adversidades, el único putísimo problema soy yo). 

Bajar de peso es mi salida, pero no sé hasta qué punto podré seguir escondiendo mi vida en la apariencia de mi cuerpo, hasta cuándo voy a seguir queriendo tapar el sol con un dedo, con el dedo más minúsculo y transparente que hay. 

Sólo espero poder cumplir, cumplir obligaciones como hija, como dueña, como hermana, amiga, compañera, estudiante...
Vivir para responderles a todos los que me pusieron aquí y me asignaron este rol- 

Arrivederci :(

Caí...y pasa esto.


Es jueves 28 de Julio 
CAÍ, PERO VOY A LEVANTARME...
DE VERDAD QUE VOY A LEVANTARME...
MAÑANA MISMO ME LEVANTO, TOMO UN TÉ DE ARROZ, TOMO AGUA, MÁS AGUA, UN LITRO DE AGUA....
VEO CÓMO PASAN LAS HORAS MIENTRAS YO EVITO LA COMIDA, Y ME CONVENZO DE QUE SÓLO ASÍ BAJARÉ A 50. 
SÓLO ASÍ ME SENTIRÉ BIEN EL LUNES 8 DE AGOSTO.
TODO ESTARÁ BIEN. 
SÓLO ODÍALA Y CONVÉNCETE DE ELLO!

Martes 2 de Agosto
El sábado ayuné y pues...para mí ayunar es extremadamente difícil. DIFÍCIL. Pensé que no lo lograría, casi que me doy por vencida, pero al fin sucedió. Ayuné un día y la verdad es que quiero hacerlo más a menudo. Mi idea es ayunar cada sábado. Me gusta mucho ese plan, creo en él, y lo quiero para mí.  :D

Sábado 6 de Agosto
Mi planeado ayuno de este sábado iba bien hasta que, bueno...no fue más. Definitivamente creo que ayunar mientras esté en casa (así esté sola) es imposible para mí, debo salir y distraerme de la comida que tengo en el refrigerador. Incluso creo que hoy subí muucho más de peso. Es triste y -tan decepcionante como cada cosa en mi vida-, ver que no logré ese 50. 
No obstante, sé que si no me esforcé en matarme el cuerpo por ese número es porque en el fondo (aunque no lo quiera aceptar) sé que querer seguir con esta enfermedad no me hace bien, no me gusta y no quisiera; pero es que heeey!!: ser delgada es la única felicidad que conozco, y quiero llegar a ella, entonces no tengo otra alternativa. 
Sólo me permitiré algo de bienestar: Me permitiré no vomitar. No quiero hacerlo, no sólo por mí, por mi familia y por el mundo. 
Veamos cuántos días lo logro. 


domingo, 24 de julio de 2016

Changes

Pues sí, quiero ver cambios. 
Quiero ver cambios en mi cuerpo, en mis horarios, y tal vez, sólo tal vez así empiece a cambiar un poquito este cerebro doloroso que cargo siempre. 


Espero que me traigan buenas noticias cuando vuelva Alice, Daniela, Arabella, Enamorana, ColdPrince y todas mis demás hermosas que estoy olvidando. 


Bye...

jueves, 21 de julio de 2016

Still sick

TODAVÍA ENFERMA? 
Quizás, porque aún no supero la etapa en la que es más importante ser delgada que ser sana, que estar bien. 
Triste, lo sé. Pero es la verdad. 
Ser delgada es la cumbre, y para eso, lo entregaría todo. Casi todo. 


Es verde el color de la envidia?

Hoy siento envidia, aunque no sé si es sólo eso o si la rabia que siento es un poquito, sólo un poquito justificable. El hecho es que quiero desahogarme.

Tengo rabia de que una prima que me trató muy mal cuando yo era muy muy pequeña (y que, por eso desprecio) vaya a entrar a mi universidad a estudiar la misma carrera que yo. Tal vez, lo más posible que es que Carlos le vaya a dar clase de Inglés y yo, yo pues estoy odiando eso. Mi universidad era mi espacio feliz, allá fumaba sin reparos, allá me alejo de mi familia, mi pasado, mi historia. Y no quiero que, ni siquiera una energía tan negativa ponga un pie en ese lugar. However, pasará y tendré que tragarme la rabia. Tendré que elevarme más para no sentir.

Tengo rabia que todos tienen un trabajo y yo no; tengo la certeza (injustificada, pero es un presentimiento muy poderoso) de que debe haber algo malo en mí, algo que es culpable de que yo no tenga amigos duraderos, no tenga dinero o un trabajo, de que esté todos los días de mi vida en mi casa, mi habitación, mi cama. / Tal vez, ese algo malo es sólo mi cerebro, sólo yo. YO Y MI CIRCUNSTANCIA.

Tengo rabia de que, mi supuesta mejor amiga salga con otras personas y sean planes que se dan muy espontáneamente y yo tenga que convencerla, rogarle para que nos veamos. Y no, hace meses no nos vemos, no hacemos nada juntas y ella hoy se va a cine con Dani. La explicación es sencilla, yo no significo para ella lo que ella significa para mí. 

Tanto abandono hacia una persona severamente dependiente es casi tortura mental. 


Tengo rabia y quiero llorar porque mi mamá haya perdido mucho dinero que le había costado demasiado y se acueste con el estómago vacío, que se levante y no tenga qué comer. Eso me da rabia y me hace odiar la existencia entera. Rabia de que tengamos que vivir con un borracho despreciable en la casa.

Hoy envidio a cualquier persona que no sea yo.

De verdad, espero que algo mejore. Algo demuestre que vale la pena vivir. 

viernes, 15 de julio de 2016

No me arrepiento (un poco de mi historia)

Pero no me arrepiento porque me sienta muy feliz ahora ni porque ser bulímica sea algo de lo que estar orgulloso (aunque me contradiga, ya que una vez escribí una entrada llamada Orgullo Bulímico); digo que no me arrepiento es porque creo que, de alguna forma u otra, yo no busqué esto, la bulimia me encontró a mí. No estoy segura, pero creo que sí.

Hay tantos rasgos que describen a una enferma de bulimia que yo encuentro en mí, que termino diciéndome: sí; no es mi culpa, esto sólo me pasó porque yo era vulnerable a caer y, por mala suerte, caí.

Creo que esta era mi única salida porque, desde que tengo conciencia, me sentí gorda y, desde que recuerdo, he tenido tanto miedo al fracaso, tanta poca fe en mí, tanta incredulidad en mis capacidades que siempre he escogido los caminos fáciles; lo demás, ME ATERRORIZA. Entonces, yo estaba gorda, era (o, por lo menos se veía como) un camino fácil, era lógico que pasara.

Y PASÓ.

Tal vez este era mi destino porque, siempre estuve un poco rellenita, de pequeña alguna vez me dijeron “gordita” y que yo era como un “marranito blanco” (¿Qué cosas tan malditamente asquerosas le puedes decir a una niña?); mi autoestima siempre me hizo daño y no precisamente en la imagen sino, en el simple hecho de tener, dentro de mi cabeza, la seguridad de que, sólo por ser yo (razón suficiente) era menos, era mucho menos que los otros; ansiedad siempre he tenido, se refleja en mis uñas y en otros pequeños hábitos como arrancar todos los stickers, desarmar todos los objetos pequeños, morder todo, pellizcarme excesivamente alguna cicatriz o herida; siempre amé la comida, dejé el plato limpio, comí helados y dulces con gran satisfacción y el auge: a los 11 años empecé a comer por aburrimiento, sin embargo, estaba bien, normalita, incluso ya ni era rellenita, sólo una niña NORMAL, con alguna llantita en su panza, pero normal (sólo que siempre me sentí más gordita, nunca pudieron llamarme delgada, y eso ME PARTÍA EL ALMA); ya los problemas empezaron realmente cuando empecé a comer por tristeza, inconscientemente me escondí en ropa holgada, ya jamás pensé en mi cuerpo y fui gorda, gorda, GORDA (IMC de 26, me imagino); es sólo que un día de 2012 quise “comer sano” para bajar de peso y lucir linda la noche de mi PROM.

Con esta nueva recaída entendí muchas cosas, encontré muchas cosas en mí que se supone que me ligan a la enfermedad como la impulsividad, la extroversión, la falta de control, las adicciones, (el gusto por el ¿sexo?), la depresión, la tendencia a los extremos y riesgos. Eso de que mi voluntad flaquea, no logro cumplir mis metas y dietas, eso de que muchas bulímicas cayeron en la enfermedad porque se propusieron una dieta estricta y no pudieron cumplirla. Bueno, pues sí, exactamente eso soy yo. COMENCÉ CON UNA DIETA.






miércoles, 13 de julio de 2016

Infinitesimal

¿Cómo se puede ser tan débil de no dejar de hacer lo que te da placer y, al mismo tiempo, te carcome por dentro?

Resulta que, desde que me enfermé, leer blogs se había convertido en mi pasatiempo favorito. Me gustaba, me entretenía, me animaba, me hacía feliz. Me hacía feliz leer sus historias, identificarme en ellas e inspirarme con algunas de sus formas de sobrellevar la vida con esta condición. Todavía me gusta, todavía, ustedes princesas, me hacen feliz. 

Pero, ¿qué sucede cuándo una amiga que, a lo largo de los años, ha vivido contigo una amistad destructiva para ambas (y adictiva para ti) tiene un blog en el que escribe TODOS sus pensamientos, sus deseos, su vida? ?¿Qué sucede? 

Pues que tú, Tatiana, que siempre has sido tan dependiente y tan incapaz de sobrellevar tu vida en soledad; te arrojas a esos renglones y renglones de ella, renglones y renglones de Catalina; que es que no importa cuánto te duela y te destruya? No importa? Sino que quieres seguir pensándola, seguir queriendo ser parte de su vida, seguir queriendo encontrar un apoyo que ya nunca volverá?

Yo soy así con las personas a quienes amo, pero después lo acepto, me digo que no me quieren, que no merecen mi amor, no merecen mis lágrimas, ni mi dolor y por lo menos trato de alejarme, como traté de alejarme de Carlos, dejé de tenerlo en redes sociales, borré su número, no le hablé ya jamás, y pese a que dolió, It was the right thing to do, so I did it. 
A este hombre Javier, que es probablemente lo más bello que ha pasado por mi vida, también lo dejé vivir en paz y a su vez, me trajo paz el dejarlo ir. 

Pero entonces, ¿Por qué a esta mujer, que me ha lastimado tanto y, a quien yo he lastimado tanto, no la he dejado ir? Ya es hora, ya va siendo hora de que deje de leerte, deje de verte, deje de pensarte y de aprisionarte. Tú ya no me quieres en tu vida, tú pudiste borrarme y decirme alguna vez que ya no éramos lo que alguna vez fuimos, mientras que yo todavía moría por ti; y ya es hora, ya es hora de dejar de correr a tu imaginario encuentro. 

Debo encontrar inspiración en otra parte. En las verdaderas princesas que me han ayudado, que con sus palabras traen luz y esperanza a mi vida. 

Entonces...

Concluyo que, terminaré de leer esas entradas que, por suerte, no son infinitas y dejaré de pensar en ella para pensar en mí. Pensaré que yo valgo tanto como cualquier otra mujer y que lo que me hace falta es empezar a trabajar en mi crecimiento, en mi desarrollo y en construir mi vida. En encontrar las ganas de vivir, de dormir, de leer, de estudiar, de pasear a mi perro, de salir a la calle, de hacer dieta, de arreglar mi cabello. De amarme, amar mi familia y, si es posible, amar la vida. 

Cambio y fuera. 

martes, 12 de julio de 2016

FINGERNAILS

Esta entrada va sobre las uñas, la estética y cosas femeninas. No desórdenes. 
No llevo el registro de los días, pero hace aproximadamente una semana que no como mis uñas, que no las muerdo, mastico y trago sus pedazos. Asqueroso, no? Bueno, pues no. Para los demás sí, pero para mí no es asqueroso; es sólo un mal hábito que mantiene mis manos ( o uñas específicamente) desagradables, sin embargo, a veces no lo controlo y llego a comerlas tanto que me duelen mucho los dedos. 

Me molesta? Me incomoda? La verdad es que no, es algo que no puedo controlar y que, mayoritariamente, me agrada, me desestresa (y me estresa, también), me ayuda a tranquilizarme, me ha acompañado por años de los años, es una parte de mí. Me como las uñas desde que tengo 8 años. A la gente le molesta, pero han tenido que aguantarlo porque a nadie le hago daño. 

La primera persona que odió esta costumbre mía fue, por supuesto, mi mamá. Me reprendía mucho, me compraba esos esmaltes que "saben feo", pero no solucionaron nada a largo plazo; recuerdo muy bien que por la época en la que yo tenía 10 años, mi mamá consiguió una amiga que sabía de manicure y de cosmética, ella le enseñó a pintar las uñas con formas muy bonitas, entonces mi madre me las arreglaba y yo, con mucho esfuerzo y voluntad, me las dejaba crecer para que mi mami dibujara hermosas flores en ellas. Admito que, cuando mis uñas crecían, eran realmente hermosas. Eran muy muy bonitas; además de que mis manos siempre me han gustado, son pequeñas y blancas, delicadas; así que el sacrificio valía la pena y yo recibía muuchos cumplidos de mis familiares. Pero bueno, la voluntad flaquea y los propósitos se abandonan, así que volví a mis andanzas. 

Tengo que decir, también, que antes de hacer alguna dieta o "controlarme" en algo, la primera vez que conocí el significado del concepto "voluntad" fue haciendo esfuerzos para dejar de comerme las uñas, y era duro. 

La siguiente vez que me dejé crecer las uñas tenía como 15 años, otra vez mis amigas me felicitaban, me decían lo bellas que eran mis uñas y mis manos y yo me sentía bien, pero el estrés ahora hacía que yo quisiera dejar de prohibirme algo y volvía a hacerlo. Después, como que no volví a tener ganas de privarme de cosas, por lo tanto, no lo intenté otra vez. 

La última vez que lo intenté fue en diciembre de 2014/ enero de 2015. Coincidencialmente, las últimas dos veces que procuré hacerlo, controlarme, fue en vacaciones. Podía concentrar mi mente totalmente en eso, en mis uñas, pero al entrar a la universidad sólo aguanté algunos meses, tal vez 2, tal vez 3, luego volví a comerlas. 

De niña, la voluntad de no comer mis uñas era, principalmente, por hacer feliz a mi mami. Con el tiempo, al ver las manos de otras mujeres, las contemplaba bellas y si me proponía dejar mi hábito era porque pensaba: "yo lo he visto, mis manos también pueden ser lindas, incluso más lindas que las de algunas mujeres; es solo cuestión de decidirme". Algo muy parecido al peso: "Me he visto delgada, sé que puedo ser bonita, sólo depende de mí". Es sólo que a veces pienso que no es tan fácil, no quiero justificarme (porque lo del peso no tiene justificación, tener sobrepeso es signo de no alimentarse bien y ser sedentario, lo cual; yo que lo he vivido, sé que no es chévere, no se siente bien) pero pienso que lo que a algunas mujeres se les da tan naturalmente, a mí, como a muchas otras, me cuesta. A veces pienso que estoy destinada a ser fea, ya que me gusta mucho comer, me gusta mucho dormir y estar sentada y me gusta muucho comerme las uñas; a otras chicas, simplemente les parece muy feo comerse las uñas; ellas, entonces, tienen el afortunado destino de tener manos bonitas. 

Bueno, esos son mis profundos y filosóficos pensamientos acerca de mis uñas, jeje. Otra cosa, a lo largo de mi vida, muchas personas, me preguntaban que si no me daba verguenza con los chicos, con los hombres, de que fueran a ver mi uñas así de feas, y pues no. Siempre he pensado que la belleza y la delicadeza están en el rostro y el cuerpo; igualmente, en ser débil y no más fuerte que el chico (no debería ser así, pero así pienso), o ser masculina y así. Asimismo, a los hombres que les he gustado, les he gustado como soy, sabiendo que no puedo dejar de comer mis uñas, nunca me han criticado por eso, seguro piensan que está mal pero no me han dicho nada; igual, sí sé de hombres que detestan eso de una mujer, pero no me he cruzado con ninguno de ellos y pues, francamente, si lo detestan, no tendrán nada que hacer conmigo. Diré como: si no te gusta sorry, pero lárgate de mi vida. No cambiaré para gustarle a un hombre. Debería ser así con todo, no sólo con mis uñas, sino con mi cuerpo, pero todavía estoy trabajando en eso. 

Aunque piense que las uñas feas, no quitan belleza a una mujer, sí pienso que pueden darle un importante toque de feminidad. Y pues eso quiero esta vez. Quiero verme un poco más femenina y chic. *_* Por eso, llevo una semana sin comérmelas, están pintadas de rojo y como ven en la foto, aún son muuy pequeñas. Pero es un comienzo, espero mostrárselas mucho más bonitas después de unas semanas. 


Disculpen por esto tan largo, ojalá lo hayan leído :D
Abracitos, princesas.